19.11.16

Pensamientos de un veintiseañero

pensamientos+de+un+veintiseañero 
     Hoy cumplí 26. Muchos de mis lectores hace tiempo han dejado atrás esta edad. Algunos todavía no la han alcanzado. En todo caso, quería escribirles una pequeña reflexión al respecto (antes de salir corriendo a empacharme de comida y alcohol), ya que estos días han sido un poco caóticos para sentarme a escribir alguna pieza más extensa.
     Cumplir los 25 no fue poca cosa. Para mí, se trató de un momento decisivo de mi vida en el que decidí que iba a perseguir todas las metas que había postergado durante la primera parte de mi mundana existencia.  Como va el dicho: la vida comienza a los 25, los primeros 24 fueron sólo un ensayo.
     En mi caso, se trató de una edad en la cual me di cuenta de todo el potencial perdido, de la necesidad de plantearme aquello que realmente deseaba realizar y de todas las metas inconclusas que tenía para mí mismo. Hoy, un año después, comenzando la segunda mitad de mi veintena y entrando en lo que popularmente se conoce como los “late twenties”, puedo dar cuenta de los inmensos cambios que he tenido en este corto período de mi vida personal y pública.
     Durante este tiempo, he cumplido con mi larga y postergada ambición de convertirme en escritor profesional (he pasado buena parte del año componiendo y puliendo una multitud de trabajos literarios que, con suerte, verán la luz el próximo año y el siguiente, pero que tarde o temprano estarán publicados); he abierto un canal de youtube bastante exitoso (para mis estándares) que considero un pequeño santuario para expresar todas mis opiniones; me he puesto en contacto con gente maravillosa de todas partes del mundo y he hecho algunos amiguillos a distancia; he adelgazado una buena cantidad de kilos (todavía no sé exactamente cuántos porque jamás me he pesado!); he puesto en perspectiva cuales amistades vale la pena conservar y cuales no; y hasta he superado mi meta de libros para leer en goodreads (40 y creo que puedo llegar a los 45. Sí, soy un lector lento). Todo ha ido muy bien.
     Por supuesto, como en todo, también he tenido muchísimos altibajos, sinsabores y momentos agridulces. Muchas crisis personales, muchos momentos de duda e inseguridad. Al fin y al cabo, eso es lo que hace completo a un escritor, músico, pintor, o cualquier otro tipo de individuo que trabaje en el ámbito artístico. Los obstáculos, los desafíos. La necesidad de autosuperación. El ansia de libertad.
     Para mis 26, lo único que deseo es continuar este camino que he comenzado a emprender hace tan poco tiempo, seguir profundizado mi trabajo artístico-literario y continuar creciendo como ser humano y creador. Quiero seguir manteniendo el contacto con toda esta red de bellas personas que he establecido durante este año y continuar posteando más y mejores videos.
     Quizás podría añadir a mi lista de deseos: viajar más, salir más, compartir más momentos y escribir mucho ^_^ Los dejo, podría seguir pero mis amigos me esperan!


2 comentarios:

  1. Ohhhh, qué bonito te ha quedado. Antes de nada felicitarte por tus 26!! Eres un niño ^^. De verdad te digo que ahora empieza lo mejor, porque estoy seguro que 2017 te depare grandes sorpresas y logros alcanzados. Eres listo, inteligente, creativo y joven! Lo tienes todo de tu parte.
    Mil besos y espero formar parte de esos "amiguillos a distancia"

    ResponderEliminar
  2. Es muy bonita la reflexión aunque yo soy un poco distinta. Por cierto, felicidades!!
    Yo espero cumplir algunas metas antes de los 25 años que eso será el año que viene. Es triste que el tiempo sea el impulsor de que hagamos las cosas, porque ya se sabe que el tiempo no espera a nadie.

    ResponderEliminar